Skip to content

La Creatividad Publicitaria en Internet

Nos preguntamos ¿dónde está la creatividad publicitaria en internet? (Específicamente publicitaria).

Primero, hacemos una aclaración muy pertinente: ningún anuncio de texto simple cuyas palabras están determinadas por factores de posicionamiento, marketing tradicional, etc. puede ser llamado publicidad: ciertamente, eso es lo que estamos buscando: la Publicidad en Internet, porque aún no la hemos encontrado.

El esquema Marca -> Agencia -> Productora -todos tradicionales- no tienen la menor chance de ingresar en los espacios virtuales. ¿Por qué? Porque ubican su discurso por sobre los usuarios, y en internet no hay nadie por sobre otro que no haya construido esa diferencia a través de métodos que las agencias no registran. En general, las conexiones son rizomas, sin verticalidad.

Lo peor que podría pasar sería que estos procesos -conforme a los cuales un usuario o un grupo particular de usuarios se destacan por sobre otros- no hayan sido captados, o, peor aún,  hayan sido deliberadamente ignorados como si fuera una cosa de chicos.

Estos mismos chicos, hoy y desde hace varios años -en términos de internet- tienen incorporado un recurso muy interesante: la más radical indiferencia hacia los anuncios.

Historia: un canal de televisión de aire, años ’80´s, en su prime-time difunde una película cuyo momento más dramático es interrumpido por una publicidad: ése gesto era percibido en ese entonces como intrusivo, pero los espectadores no tenían ni la más remota chance de hacer algo al respecto.

Hoy, en internet, el usuario lo decide todo; aunque el medio sea el mensaje, el “género” -en sentido literario- del discurso que los usuarios ponen en acto (virtualmente) no es aquel de la publicidad: si no le hablas al usuario como usuario, te ignorará.

No es este un problema de creatividad publicitaria, sino de interpretación de la situación de enunciación de los mensajes; clave, para definir el lugar desde donde al menos será posible llegar a una audiencia (horizontalmente no verticalmente). Y otro tanto puede decirse respecto del concepto de audiencia.

Vemos que es muy importante la idea del lugar de la enunciación: lo que sea que haga la publicidad, siempre que sus coordenadas de enunciación sean deliberadamente identificadas como espacio publicitario, equivoca su camino.

El relato de la publicidad tradicional requiere necesariamente condiciones de enunciación específicas que tampoco se dan en internet. Las acciones de los usuarios definen esferas de límites difusos y móviles y cada usuario es a la vez centro y periferia en fuga permanente. Así, la red está llena de protagonistas que no pueden atender a la centralidad única del discurso publicitario.

La publicidad tradicional que fluye por los espacios tradicionales -tv, cine, pública- tampoco registra la imposibilidad de construir relatos; ciertamente, hay una nueva forma de relacionar a los sujetos con sí mismos, con sus reflejos fractales virturales, y, naturalmente, con el tiempo y la memoria. De modo que la percepción de lo que es una historia también está pendiendo de un hilo.

Entonces, todos estos conceptos ¿nos ayudan a trazar algún tipo de coordenadas? En el mejor de los casos, sólo parcialmente; no podríamos dar todos los detalles de los elementos y de los procesos de comunicación online donde la creatividad pudiera hacer su aparición. Más bien, en este pequeñísimo post nos hemos concentrado en señalar lo imposible de la empresa publicitaria y la inexistencia de la voluntad de abarcar conceptualmente las diferencias entre aquello que posibilitan los medios tradicionales respecto de los nuevos.

Lo más interesante de todo -acerca de lo cual, no hemos dicho ni una palabra- es la forma en que la tecnología se está independizando del diseño de las matrices -llamémosle así- de los esquemas de comunicación. Aunque sí podemos ver con claridad las velocidades relativas de cada movimiento: el tecnológico va muchísimo más rápido que el discursivo-humano.

Ya volvemos…

Anuncios

Publicidad en Internet: abriendo el juego

Todos los modelos de publicidad tienen en común la prerrogativa de fijar una marca en la mente de su target, pero existen diferencias muy importantes que separan los distintos modelos de acuerdo a los métodos que emplean para lograr sus objetivos.

La publicidad de los años ’80: regido por el principio de identificación. Una conocida figura del espectáculo que es presentada como modelo de estilo de vida, utiliza el producto que la publicidad promociona, suponiendo que los potenciales clientes desean ser como ella y que pueden separarse de su realidad.

La publicidad de los años ’90 y 2000: regido por un criterio que apunta a la experiencia. No se trata ya de crear un efecto reflejo “figura pública-cliente”, sino que enfatiza la experiencia real, concreta y personal que cualquier cliente tiene cuando utiliza un producto determinado: si vendemos ventanas, no importa qué persona o referente público las utiliza, sino que a través de ella podemos ver el cielo; vivir esa experiencia es auto-demostrable, puesto que a cualquier cliente le es perfectamente posible acceder a ella.

La publicidad en internet tiene -más bien padece- la influencia de los tecnicismos propios de un sistema informático, porque las computadoras lo son. Así como suena, es algo tan pesado para la mayoría de los internautas que resulta muy difícil plantear, online, una nueva visión sobre un modelo posible de publicidad que supere a los tradicionales.

Esto es así en virtud de la especialidad técnica necesaria para desarrollar un espacio online. La mayoría de los sitios web exitosos (y no tanto) están manejados por expertos en tecnología y merced a ello, sus contenidos y sus estructuras de información resultan demasiado rígidas para la mayoría.

Con lo dicho hasta ahora, de algún modo llegamos a rodear un espacio vacío: la nueva publicidad en internet; donde cada concepto anterior tiene que experimentar un cambio, en mayor o menor medida radical, para al menos establecer una serie de necesidades y posibles soluciones, claves para poner en práctica un nuevo modelo de publicidad, finalmente fértil y accesible para los nuevos usuarios online.

1. El target es acción, directa, de marca, el valor lo establece la experiencia.
2. El uso de los soportes: dispositivos móviles (principalmente teléfonos) lindan con lo real.
3. Los códigos audiovisuales se proyectan sobre lo real: geo-localización, movimientos.
4. Una necesaria conexión con el mundo real donde todo ocurre.

Es evidente que el hecho de que una marca se comunique con su target a través de un website -no adaptado para dispositivos móviles– y basado en los criterios tradicionales del diseño web, difícilmente abre lo suficiente el juego como para lograr la profundidad de la comunicación necesaria conforme a este nuevo criterio, aún ausente, de la nueva publicidad online.

El marketing debe dejar se ser marketing, porque no debe concentrarse la energía de la comunicación en un gesto de venta, el diseño web no tiene que ser percibido como algo ajeno, como algo que sucede en una pantalla, sino como algo propio, porque si lo más importante es la experiencia, es evidente que el diseño debe escapar a un criterio comunicacional y funcional para proyectarse en otro lugar: en la vida real del usuario.

Ciertamente, los primeros intentos serán arrojos al vacío, un balbuceo a reducir con el clásico método prueba y error; no es tan difícil. Pero existe un problema más profundo y es que las coordenadas donde tenemos la oportunidad de proyectar estos nuevos experimentos de comunicación, al estar tan estrechamente ligados a la tecnología, se encuentran en fuga permanente: tenemos muchísimos más recursos técnicos de los que podemos emplear para comunicar, y los modelos de comunicación no avanzan tan rápido como la tecnología.

Vamos! Que es una búsqueda muy divertida…

Diseño Web Inclusivo

Con Diseño Web Inclusivo nos queremos referir a lo que en el post anterior llamamos Responsive Web Design. En relación a ello, creemos interesante continuar desarrollando algunos conceptos enmarcándolos en su contexto e intentando apreciar las nuevas variables que intervienen en los procesos de comunicación a través de la red.

El último año y medio el uso de dispositivos móviles para acceder a internet ha registrado un crecimiento del 1000% (sí, 10 veces 100!). Aunque el porcentaje que esta medida representa en relación al total de accesos a internet es relativamente bajo (7%), su crecimiento es lo suficientemente grande como para tener en cuenta que el diseño web no puede o podrá seguir manejándose tal como hasta ahora lo viene haciendo.

Según las proyecciones, en 2014 se accederá más desde dispositivos móviles que desde computadoras de escritorio. ¿Será más incómodo usar un desktop para navegar? Podría ser, pero el diseño web inclusivo prevé realizar un cambio en sus formas, porque internet cambiará por completo.

Analicemos unos ejemplos:

1. Menos es más:
El diseño web corporativo, normalmente, se abstiene de agregar una cantidad increíble de información. Pero no los portales; decenas de anuncios cuyo movimiento intenta crear un efecto de shock sobre el usuario.
Si el diseño web es realmente inclusivo, jamás podría recurrir a estas fórmulas -de cuya efectividad incluso nos es legítimo dudar-; menos es más, pero “lo menos” debe estar adaptado para el consumo humano, para su legibilidad, para su usabilidad. Así mejorará la comunicación y con ello, la efectividad de la comunicación.

2. Información Específica:
Podemos suponer, no sin fundamento, que la exposición de un dispositivo móvil a un entorno en movimiento -transporte público, calle, bar concurrido, disco- es mucho mayor que aquel de una oficina o un hogar.
El visitante que accede desde un teléfono móvil, usualmente, espera encontrar una información muy específica… para luego volar. El tiempo total de una visita promedio será menor. En términos de estadísticas, quizá aumente el porcentaje de rebote y disminuya la permanencia en el site. Habrá que pensar en algo, quizá el entretenimiento podría hacer en este punto un valioso aporte.

3. Menos opciones de Navegación:
Sea por la razón que fuere, como el usuario permanece muy poco tiempo en un site cuando accede desde un móvil, si decidimos hacer nuestro mejor intento para que se quede, pues que las opciones sean pocas y contundentes, inmediatamente visibles y legibles.
Desde el punto de vista técnico, no sólo el diseño web sino también el posicionamiento web cambian en función de la cantidad de batería disponible: no está de más asumir que siempre es poca.

4. Menor cantidad de campos en formularios:
Llenar formularios siempre fue una operación tediosa. Pero cuando tenemos dedos grandes y un teclado virtual pequeño o, peor aún, teclas físicas de 6 mm es una odisea. Los móviles ya incluyen opciones para automatizar el rellenado de formularios. No hay otra salida.
Sí hay que cuidar que, en general, ningún botón -send, register- tenga menos de 24 px.

5. App´s de entretenimiento vs Consumo de Información:
Este es un tema para un post aparte. ¿Cómo encontrar un equilibrio entre estructuras de información tan diferentes a partir del criterio del Diseño Web Inclusivo?
Las exigencias del mercado seguramente plantearán esta necesidad.

Hasta aquí una pequeña lista de cuestiones relativas al futuro del diseño web y cómo podría
tomar una posición diferente respecto de la inclusión o exclusión de los usuarios.

Aunque entre las corporaciones que están en persecución de cada pequeño y efímero paradigma exista una guerra silenciosa, ¿qué pasa si un determinado criterio de accesibilidad se convierte en estándar?
El diseño web es un pequeño eslabón en una maquinaria casi independiente y sus avatares determinarán una serie de necesidades que quizá no siempre atienden a las necesidades reales de los usuarios.
Y hay allí una grieta por donde el diseño web puede hacer oír su voz, una voz que se dirige primero al usuario final.

Diseño Web 2012: Responsive Web Design

El diseño web de estos últimos meses y años viene registrando cambios en mayor o menor medida importantes. La mayor parte de ellos tecnológicos, y muy tímidamente, en cuanto a patrones de diseño.

En 2012 sumamos un criterio de diseño web que, si bien viene creando tendencia desde hace tiempo, recién ahora parecen estar dadas las condiciones para su puesta en uso: se trata del Responsive Web Design.

Como es de suponerse, Responsive Web Design, se puede traducir como Diseño Web Responsable -en adelante lo llamaremos así-, y consiste en crear un diseño web adaptable a casi cualquier condición de visualización.

En virtud del avance de los dispositivos móviles, por ejemplo, es ya menester asumir que la visualización de una página web no será la misma que en un monitor de escritorio. De allí la necesidad de, simplemente, tomar medidas técnicas para hacer que un único diseño pueda ser correctamente visualizado en cualquier tipo de dispositivo.

El Diseño Web Responsable, para decirlo crudamente, hace posible la navegación de una página web de una manera genuinamente confortable. Y, cabe aclarar, esto conviene fundamentalmente a la comunicación de las marcas; así como también abre nuevos caminos para las técnicas aplicadas en campañas de marketing, redes sociales y demás.

Para entender el Diseño Web Responsable de una manera un poco técnica: Sólo es necesario desarrollar un único diseño web de modo tal que puede ser visto en un monitor de escritorio de 1920 x 1080 tanto como en un teléfono de 320 x 480. Aunque el contenido mostrado no sea exactamente el mismo, la comunicación está 100% adaptada al contexto no exclusivamente tecnológico, sino también, y fundamentalmente, está orientado al uso real que hace el usuario, allí donde esté y esté haciendo lo que estuviere haciendo.

Entonces, lo que finalmente viene a aportar el Diseño Web Responsable es una manera de mejorar la experiencia del usuario y con ello, hace posible que el usuario pueda finalmente apropiarse del lenguaje de una marca y obtener una relación de imbricación con su comunicación; de otro modo, no sería posible llegar a ese nivel, o, lo que sería peor, eran necesarios una enorme cantidad de pasos para lograr ése nivel de intimidad que sólo el Diseño Web Responsable permite.

Otra buena noticia es el Diseño Web Responsable al ser construido en código HTML5 y CSS3 -estándares internacionales- pueden ser accesibles desde cualquier sistema operativo; no es necesario instalar ninguna App, ni mucho menos comprarla, sino que basta con acceder a un site desde cualquier navegador -Android o IOS o lo que sea- y ya.

Pero lo más importante es que el Diseño Web Responsable puede, entonces, alcanzar espacios muchísimo más amplios. Y con ello, permite crear modos de comunicación mucho más versátiles y a la vez profundos, porque la comunicación generada para un teléfono móvil es mucho más intimista que aquella desplegada en un computador de escritorio de manera que esto cambia la relación con las marcas.

Los usuarios se pueden conectar mejor con las marcas y las marcas pueden mejorar la experiencia del usuario  teniendo la chance de crear un modo de comunicación más específico; y por otro lado, cualquier usuario puede comunicarse, por ejemplo a través de redes sociales, con muchísima más facilidad y rapidez -porque el régimen de actividad de un teléfono o un tablet es mucho mayor al de un computador de escritorio-.

La pregunta es ¿están las marcas desarrollando actualmente estrategias especialmente diseñadas para generar este nuevo tipo de experiencias?

La venta de las App´s en los Stores online ¿no crea un poco de ruido en la comunicación; no hay allí un exceso, una precipitación sobre la mera y en muchos casos endeble inmediatez puramente tecnológica?

 

 

Marketing & Diseño Web

El diseño web es principalmente una disciplina que se ocupa de la estética y de los modos de comunicación de una marca. El marketing es una disciplina diferente, pero que en algún momento de su proceso de comunicación toca a la estética.

El marketing digital implica para nosotros un paso recíproco desde el marketing tradicional hacia los nuevos modelos de comunicación, lenguaje que el diseño web “tradicional” no alcanza a llenar de contenido.

Estas dos disciplinas no están siempre bien conectadas y a veces, incluso, no lo están para nada. De modo que podemos encontrar piezas de comunicación de una campaña de marketing con un diseño web muy precario, aunque eficiente. Y también podemos encontrar sitios con el mejor diseño web, pero que no comunican ideas y conceptos de marca que den la señal de que hay allí una comunicación dirigida en sentido del marketing.

Es cierto que el marketing puede abarcar espacios que van mucho más allá del espacio virtual de internet, pero también es cierto que podría darse el caso de no necesitar desplegarse online. El marketing, ciertamente, funciona desde hace mucho tiempo fuera de internet.

Para una marca, el marketing es fundamental, mas no así el diseño web, porque este último puede no tener el sentido pragmático que sí tiene el marketing.
Pero el diseño web no es estrictamente un modelo de comunicación vistoso; pues puede proveer de métodos de análisis de estadísticas y mediciones reales de los comportamientos de los usuarios que de ninguna otra manera podrían lograrse.

La proliferación del uso de internet hace patente la necesidad de desplegar una actividad de marketing online, pero que pueda estar a la altura del diseño de aquellos sitios que los visitantes usan diariamente; llámense diarios, portales, redes sociales.

¿Por qué? Porque la experiencia del usuario es importante para el diseño web tanto como para el marketing. Se mueven en un entorno general donde el diseño está desarrollado por expertos, y no es una buena idea contrastar para abajo con la imagen de una marca.
Este entorno donde se mueve el usuario está diseñado para generar un determinado comportamiento de consumo y de comunicación: entendiendo la comunicación como un bien de consumo. Pues ese entorno de comunicación tiene un lenguaje ya establecido, y el usuario está ya acostumbrado a tratar con él, a hablarlo.

Para desarrollar una comunicación de marketing online realmente efectiva y para que el diseño sea reconocible es fundamental lograr una forma comunicacional tal que los usuarios puedan perfectamente “hablar” (es decir “usar”) a través del sitio.

Decimos “hablar” es este sentido tan delicado, porque queremos poner énfasis en el efecto de reconocimiento que el diseño web debe atender, y, respecto del marketing, y entendiendo que hablar es también actuar en relación a la comunicación, es vital, que el juego de funciones -como si fuera un juego de cartas- también deben ser diseñadas para ser reconocidas al instante.

Cuando el usuario se encuentra con una pieza de una campaña de marketing tiene que poder hablarla inmediatamente; y tiene que ser llevado a comunicarse con ella a ése nivel: el objetivo del marketing, suponemos, hace que el público objetivo se apropie de la identidad de la marca.

El marketing online impulsa al usuario a hablar y a hablarse más que recibir una comunicación seca (como la del papel o distante como la de los carteles), a decir el nombre de la marca apropiándosela, a decir su beneficio y, en definitiva, a ser nombrado por la marca.

Apuntes sobre marketing digital

Diseño Web para móviles

El diseño web fue durante mucho tiempo un elemento de comunicación para empresas innovadoras o no tanto. Pero siempre se trataba de un diseño orientado a un usuario con un navegador de escritorio. Pero, según muestran las estadísticas concretas, cada día acceden más usuarios desde dispositivos móviles, y cuando acceden a un site, se encuentran con un diseño web creado para ser visto en un escritorio y no en un teléfono o en un tablet.

Pues es evidente que es necesario desplegar nuevas estrategias de desarrollo y diseño web para móviles capaces de ser lo suficientemente flexibles como para poder abastecer oportunamente a cada tipo de navegador e inclusive, a cada sistema operativo, porque de ello depende la comunicación de una empresa.
Y, en términos de comunicación es menester aclarar que el nivel de cercanía con el usuario que crea un App es muy superior al creado por un site en un navegador; exagerando un poco: el diseño web de una empresa y su comunicación residen sólo en una pestaña entre muchas otras, pero no en un móvil.

Nuevo paradigma de Diseño Web para móviles

Hasta no hace tanto -relativamente- existía un problema grave de compatibilidad de plataformas. Había que desarrollar y diseñar una aplicación para cada plataforma.
Lo cual nos llevaba a presentar distintos presupuestos: uno para Android, otro para Ipad y Iphone, y otro para Windows Mobile; pues los sistemas operativos no eran compatibles entre sí. Lo que funcionaba en uno, en el otro no, y así.
Pero hoy, gracias a nuevos métodos de desarrollo y diseño, podemos crear sólo una aplicación multiplataforma basada en rigurosos y únicos estándares, capaz de desempeñarse en todos los sistemas operativos.

Lo que sí debemos tener muy en cuenta son las diferencias entre los dispositivos y los computadores de escritorio al momento de diseñar una aplicación.

Criterios del Diseño Web para desarrollar Apps:

  • Un dispositivo móvil es mucho más personal que un computador, hasta podríamos decir íntimo. El diseño debe adaptarse a este ámbito más intimista. El teléfono, por ejemplo, no suele compartirse como sí un Pc de escritorio.
  • Un teléfono es un instrumento de comunicación; el flujo de información lo atraviesa permanentemente. De modo que la participación del usuario es más fácil de lograr. Un Pc de escritorio, en cambio, es una herramienta de elaboración de contenidos.
  • El tamaño variable de las pantallas de los móviles hace impensable un standard como alguna vez lo fue el 1024 x 720. El diseño web histórico llegó a manejar la diagramación líquida, pero hay aquí una variable muy fuerte y ya no es opcional sino necesario.
  • Los tamaños de los botones: en un navegador de escritorio podrían tener cualquier tamaño, pero si se trata de dispositivos móviles no: deben estar diseñados a la medida de los dedos de los usuarios, o al menos, no pueden ser menores a 28 pixeles.
  • El tamaño general de los textos: el diseño web para apps será más grande, tendrá más espacio “vacío” porque el tamaño de las pantalla no suele superar los 800 x 600.
  • La portabilidad como problema: la luz día, el movimiento, el ruido ambiente, en general, las condiciones ambientales a las que se expone un móvil son mucho más difíciles de tratar porque crean ruido en el canal de comunicación. En este caso, menos es más. Con menos elementos y con altos contrastes podremos reforzar y enfatizar los elementos.

Estos son apenas algunos de los conceptos que es necesario tener en cuenta al momento de pensar el diseño web desde esta nueva perspectiva. Si bien el diseño es siempre diseño y nunca su rigor supuso dejar nada librado al azar, lo cierto es que el diseño web específicamente orientado a los dispositivos móviles plantea exigencias más rigurosas y, lo que podemos considerar más importante aún: un nuevo modelo de comunicación dada la naturaleza de la relación usuario-comunicación.

Publicidad & Posicionamiento Web

Existen una serie indefinida de variables que intervienen en el proceso de posicionamiento web y que podemos esgrimir brevemente desde un punto de vista crítico para intentar establecer un marco de seguridad necesario para crear una campaña de comunicación con objetivos reales.

La mejor estrategia de posicionamiento web consiste en crear contenidos valiosos para la audiencia objetivo; no habría nunca que pensar el posicionamiento web como una manera de conseguir los primeros puestos de Google, sino una manera de ponerse al alcance de los clientes potenciales reales de productos o servicios concretos. Sólo así será posible hacer un verdadero y profundo análisis de las variables más determinantes para el posicionamiento web: los comportamientos reales de los usuarios y sus expectativas en el escenario virtual de internet. Además, las técnicas de posicionamiento web son 100% flexibles, se pueden adaptar perfectamente a cualquier modelo de campaña.

Pero ¿Qué es el contenido valioso para el posicionamiento web?

La publicidad tiene mucho para aportar a un principio de respuesta. El BTL (Below the line) es una técnica de comunicación publicitaria que apunta a la creación de contenido -en general textual- pero que, como su nombre lo indica, ofrece dos caras: a primera vista puede percibirse un carácter informativo pero más allá de la información existe un tono -ingenioso, gracioso, sarcástico, que concierne a la estética- que le da verdadero color a la comunicación y que, gracias a su relación con el texto informativo predispone al lector a una acción o al menos lo estimula a avanzar en una dirección específica -marcada a través del tono- y lo más importante: crea una imagen de un producto o servicio y “por debajo” crea la imagen de una marca.

El posicionamiento web más que un mero lugar en una lista es, ante todo, posicionamiento de una marca.  Lo primero es el posicionamiento de marca y el posicionamiento web es un instrumento para crear dicha imagen.
Esto es particularmente importante porque la automatización del proceso de difusión de una campaña resulta imposible. El posicionamiento web no puede no dirigirse a una frase en particular, sino que debe estar correctamente dirigido hacia una audiencia objetivo específica. De esto modo no sólo se produce un importante ahorro de recursos sino que principalmente tales recursos no son tirados por la borda.

Por otro lado, el propio Google, si bien no puede evaluar la calidad del contenido de un website tal como lo hace un ser humano, sí tiene criterios que operan de forma restrictiva respecto del modo en que se generan esos contenidos. Para resumirlo: los contenidos elaborados manualmente son mucho más valiosos para el posicionamiento web que aquellos métodos automatizados utilizados para crear visitas indiscriminadamente.

Y si ponemos un especial énfasis en la creación de contenido manual para humanos es porque la enorme mayoría de negocios del mundo tiene como clientes potenciales a seres humanos. ¿Qué gracia tendría crear contenidos para que dos máquinas se comunicasen entre sí de una manera particular? Los negocios son negocios reales y en particular, viven de clientes reales. De modo que el posicionamiento web, como decíamos, ayudado por la disciplina que realmente estudia los comportamientos de los clientes potenciales -la publicidad- tiene la exclusiva responsabilidad técnica de servir a los verdaderos métodos de comunicación que crean imagen de marca. Pues las técnicas del posicionamiento web independiente de los clientes potenciales no genera el suficiente fuerza para ninguna campaña de comunicación que necesita cualquier negocio que pretenda desarrollarse y crecer.

Desde la perspectiva más pragmática, no cuesta nada verificar que hasta hace unos pocos años atrás, las marcas grandes estaban posicionadas en el top de todos los buscadores no habiendo hecho nada en materia de posicionamiento web para estar allí; pero el interés generalizado por tales marcas ya generaba una enorme cantidad de entradas.
Pensamos que aún no existe aún una unión sólida entre la publicidad y el posicionamiento web por la razón que explicamos y por otras más. Pero es importante entender quién engloba a quién: el posicionamiento web siempre debe estar supeditado a la técnica publicitaria y no ser únicamente un método para agitar las aguas para hacerlas parecer profundas.